Tatuajes y Sol ¿Cómo protegernos?

5 Jul

Actualmente los tatuajes se han convertido en un complemento habitual entre la población, aumentando su presencia en los últimos años en gente de todas la edades, etnias o culturas, ya sea por estética, moda u otras razones sociales.

Cada vez es más frecuente ver personas con pieles tatuadas que acuden a la farmacia en busca de alguna crema regeneradora o protección solar específica, es por ello que debemos conocer las  precauciones que tenemos que adoptar o los efectos que puede desencadenar la radiación solar sobre los tatuajes.

Ante todo vamos a definir lo que es un tatuaje;  consiste en una agresión o herida, causada por la inyección de agujas cargadas con tinta, las cuales atraviesan la piel generando algún diseño en la segunda capa de la piel, la dermis, capa intermedia entre la epidermis (la más superficial) y la hipodermis (la más profunda), lo que hace que los tatuajes permanezcan inalterables, ya que las células de la dermis son mucho más estables y así se confiere al tatuaje una durabilidad en el tiempo prácticamente permanente.tatoo

Para la protección solar en los tatuajes, vamos a diferenciar dos etapas:

  1. Inmediatamente después de haberse realizado el tatuaje, existen unas medidas higiénico-sanitarias que debemos tener en cuenta durante los primeros días, tales como:
  • Realizar una higiene diaria con suero fisiológico o algún jabón antiséptico o de pH neutro.
  • Mantener la zona seca.
  • Evitar rascado y frotar.
  • Evitar cosméticos no específicos.
  • Hidratar la zona con cremas específicas sin conservantes, perfumes o parabenos, que aumenten la irritación de la piel ya de por si agredida, para ello nosotros recomendamos: Aquaphor o Bepanthol crema protectora.

aquaphorbepanthol

  • Evitar piscinas y playas, por el cloro (irritante) y salitre (deshidratante).
  • Evitar la exposición a rayos UV y al sol, mínimo 20 días-1mes.
  1. Conservación del tatuaje, una vez finalizado el período de cura.

Debido a que la zona de la piel es extremadamente sensible porque ha sido agredida, la protección solar es fundamental, ya que una quemadura en esa zona puede provocarnos una infección, para evitarlo debéis usar una fotoprotección correcta o en caso de duda consultar con vuestro farmacéutico más cercano.

A continuación, vamos a mostrar una tabla que explica los diferentes Fototipos de piel, para que puedas escoger tu protección solar más adecuada.

fototipo

Dentro de la radiación solar, tenemos que distinguir entre la radiación UV y la radiación IR (infrarrojo), ya que la penetración de los rayos IR-A es muy profunda, llegando a alcanzar la Hipodermis, la tercera capa de la piel, después de la Epidermis y la Dermis.

También necesitamos protegernos de la radiación UV, sobre todo de la UV-A, la cual penetra hasta la Dermis y la UV-B. Los protectores solares, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea, utilizan el método COLIPA, las siglas FPS, IPF, SPF, nos indican el factor de protección solar, que es el tiempo que la piel está protegida frente a la radiación solar.

radiación solar

Pues bien, como hemos explicado anteriormente, el tatuaje se realiza en la dermis y estos rayos tienen la capacidad de penetrar en esta capa, por ello es importante encontrar un protector solar específico para proteger nuestro tatuaje, tales Photoderm Láser,  Isdin Tatto, Ladival para pieles tatuadas…Todos ellos tienen un FPS 50+ y protegen frente a todas las radiaciones solares (UV-A, UV-B e infrarrojo-A) a la vez que potencian el color del tatuaje debido a pigmentos específicos que contienen en su fórmula. Los encontrarás en tu farmacia habitual, entra y pregunta a tu Farmacéutico!

Recordad que el aumento de factor de protección, no significa que aumente la potencia, sino que lo que aumenta es la duración del tiempo que estaremos protegidos frente a la radiación solar.

Una exposición al sol sin una protección solar adecuada puede deteriorar nuestro tatuaje, para evitarlo recomendamos los siguientes pasos:

  • Aplicar la protección solar en el tatuaje 20 min antes de la exposición solar.
  • Repetir la aplicación en la zona tatuada cada 2-3 horas, ya que el tiempo de protección es menor que en una zona de la piel no agredida.
  • La piel tatuada, es mucho más sensible y existen pigmentos con color como el amarillo o el rojo, que causan frecuentemente más reacciones solares, si detectamos que existe una intolerancia al Sol, debemos cubrir la zona tatuada con una protección física, tal como un vendaje oclusivo.
  • Mantener la zona del tatuaje permanentemente hidratada, nos va a garantizar que no se decolore y una mejor conservación del mismo.
  • A lo largo del tiempo, nuestro tatuaje irá perdiendo coloración y el dibujo perderá precisión, ya que los pigmentos de la dermis se van decolorando según el paso del tiempo, puesto que es inevitable la exposición de la piel al sol, al agua y a las distintas agresiones. Estos consejos para proteger nuestro tatuaje del sol, son fundamentales, si queremos aumentar el tiempo que nuestro tatuaje puede permanecer lo más parecido al diseño y coloración original.

Recuerda!! Después del sol, hidrata y nutre tu tatuaje!!

sol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: