Dermatitis atópica

9 Nov

Como cada mes venimos haciendo, compartimos con vosotros, nuestros fieles lectores, un artículo del Club de la Farmacia.

Este mes, y debido al alto número de bebés que están naciendo entre nuestras clientas y amigas, hemos decidido tratar el tema de la dermatitis atópica. Oímos hablar de ese término muchas veces ya sea por el pediatra como por expertos en piel y cosmética pero… ¿Sabemos realmente de qué se trata?

Seguid leyendo y lo descubriréis 🙂

 

Artículo cedido por:

El Club de la Farmacia

La dermatitis atópica es una afección dermatológica de tipo alérgico que es más frecuente en niños. En los niños se presenta como una erupción seca, correosa y liquenificada (descamativa) y, en adultos, con lesiones eccematosas y eritematosas, piel muy seca e intenso prurito.

Las lesiones se suelen localizar en la cara, el cuello y la parte superior del tronco; también aparecen en los pliegues de los codos y las rodillas.

Su prevalencia es mayor en la población infantil, va reduciéndose en la adolescencia, y es muy poco común en la edad adulta. Constituye el 12% de los casos que acuden a la consulta de dermatología pediátrica.
No se conoce su causa, pero se cree que influyen componentes genéticos y ambientales (polen, ácaros, el polvo, la contaminación, el contacto con determinados metales, etc.), algunos de estos elementos pudiendo actuar como alérgenos.

 

– Tratamiento:

La dermatitis atópica suele desaparecer sola, a medida que el paciente alcanza la adolescencia o la edad adulta. En la actualidad no se dispone de fármacos que garanticen la curación definitiva, pero existen tratamientos específicos para aliviar los brotes y el prurito.

* Tratamiento para brote agudo: Para el tratamiento farmacológico se pueden usar corticoides tópicos, para controlar la inflamación del brote agudo. Los eccemas exudativos requieren formulaciones con efecto secante (lociones y geles), mientras que los eccemas descamativos se combaten con productos más grasos (pomadas y emulsiones).

 

Los antihistamínicos orales, sobre todo los que poseen un efecto sedante, puede usarse como terapia coadyuvante de los corticoides tópicos. También se aplican preparados emolientes antipruriginosos como terapia coadyuvante de los corticoides tópicos.

En lugar de los corticoides tópicos, se pueden usar medicamentos inmunosupresores como pimecrolimus o tacrolimus.

Para tratar las posibles infecciones se administrarán antibióticos tópicos (mupirocina, ácido fusídico, etc.) y/o sistémicos (eritromicina, cloxacilina, amoxicilina/ácido clavulánico, cefalosporina, etc.) en función de la gravedad y extensión de las lesiones.

 

– Terapia de mantenimiento:

Se administran preparados hidratantes y emolientes. En la formulación suelen incluirse ácidos grasos esenciales (gammalinolénico, linoleico, etc.), alantoína, aceite de rosa mosqueta, caléndula, manzanilla y áloe vera, y extractos de centella asiática.
– Cómo controlar el picor:

Es fundamental evitar el rascado, ya que agrava las lesiones.

La inclusión del polidocanol (un alcohol graso etoxilado con propiedades anestésicas locales), en la formulación de los preparados hidratantes y emolientes, es eficaz para combatir el prurito de la piel atópica.

El polidocanol tiene múltiples aplicaciones médicas y cosméticas. Aplicado tópicamente posee propiedades anestésicas y proporciona un alivio inmediato y duradero de la sensación de picor. El Scientific Committee on Consumer Products (SCCP) de la Comisión Europea ha señalado que el polidocanol es un ingrediente seguro y bien tolerado en todos los grupos de edad a concentraciones de hasta el 3%.

 

Las guías de práctica clínica NICE (por sus siglas del inglés: National Institute for Health and Clinical Excellence) también incluyen el polidocanol en las formulaciones emolientes recomendadas para el alivio y remisión del prurito asociado a afecciones dermatológicas que cursan con sequedad y picor (dermatitis atópica, psoriasis, etc.).

 

Autor:

Redacción del Club de la Farmacia.

 

Referencias:

Adaptado de

“Dermatitis atópica. El farmacéutico ante las consultas pediátricas (III)”. Artículo original publicado en el nº 31 de la revista Innova (marzo de 2011).

 

Artículo original:

Dermatitis atópica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: