Cuando la leche de vaca ya no te sienta bien

24 Mar

Nuestro primer alimento es la leche. Ya sea materna o un preparado artificial, se toma leche casi desde el momento de nacer. Nosotros, los humanos, podemos alimentarnos de leche hasta los 3 años y a partir de ahí nos solemos pasar a la leche de vaca. No obstante, encontramos niños que ya de bien pequeños muestran intolerancia (y recurren a preparados de soja, por ejemplo) o adultos que en algún momento de su vida se dan cuenta que ya no les sienta tan bien.

La intolerancia a la lactosa es una afección del organismo causada por la baja o nula asimilación de la lactosa de la dieta. Ésta puede ser debida a que el organismo produce poca o incluso no produce la enzima lactasa, encargada de metabolizar la lactosa -el azúcar de la leche-.

Al no poder asimilarla, el azúcar quedará en el intestino grueso y provocará los siguientes síntomas (el nivel de manifestación variará según el grado de intolerancia y la cantidad consumida):

  • cólicos abdominales

  • náuseas

  • distensión e hinchazón abdominal

  • gases – flatulencias

  • diarrea (y de mal olor)

  • en casos extremos, erupciones cutáneas

Para evitar todos estos síntomas basta con revisar la etiqueta de los productos que se ingieren y descartar todos los que contengan lactosa. No debe eliminarse la leche de la dieta sino que debe sustituirse la de vaca por alguna otra alternativa como la de soja o avena, por ejemplo. Y sobre todo, controlar el consumo de calcio.

Aún y así, si la ingesta de productos lácteos es inevitable, existen comprimidos o cápsulas de la enzima lactasa. Nosotros trabajamos 2 marcas diferentes.

Por un lado Solgar, trabaja con Lactasa 3500. Es un complemento alimenticio con sabor natural a vainilla donde vienen 30 comprimidos masticables y son aptos para vegetarianos. Se recomienda ingerir un comprimido a la vez que se ingiere el producto lácteo para así ayudar en su digestión. Y por otro lado, Nutira masticable con 4500 FCC que también contribuye a la mejor digestión de los lácteos. Es de la casa Salvat y vienen 28 comprimidos masticables.

¡No tenemos porqué dejar de lado los helados cremosos o un buen vaso de leche si tenemos nuestro aliado cerca!

Y para más información, consultad la web de la asociación intolerantes a la lactosa http://lactosa.org/ (Adilac).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: